Voluntad en el Palacio


Embajadores y jefes de gobierno en conferencia de prensa. 

Hoy, a eso de las 11 de la mañana en el despacho principal del moderno Palácio do Buriti se concretaba un decreto histórico. El Gobernador de Brasilia Agnelo Queiroz y su esposa, afectuosamente tomados de la mano, le expresaban al fundador de El Sistema  (flanqueado por embajadores, oficiales de gobierno, y otros invitados especiales) su deseo de hacer de la educación musical una política de estado y de gobierno. Su meta—hacer de la música un derecho universal para mas de 500, 000 escolares de su estado. Ellos comenzaran ese anhelo en Septiembre de esta año atendiendo a 132, 000 estudiantes con un plan ya estructurado y financiado. Con humildad y un semblante lleno de esperanza, el gobernador expresaba como una educación musical inspirada en El Sistema podría ayudar a erradicar la violencia, la pobreza, y la deserción escolar. En un dialogo franco el mismo Maestro Abreu le auguraba éxito y le compartía como un proyecto bien articulado no solamente era “una garantía de vida comunitaria para los niños y jóvenes mas pobres, si no también, una garantía del estado para formar una ciudadanía plena.”

Se hablo de ese proyecto como revolucionario. Otros maestros de la música Brasileños comentaban que era un momento histórico no solo para Brasilia si no para el país entero. La firma de ese decreto no paso desapercibida. La misma Presidenta del Brasil, la excelentísima Dilma Rousseff, luego de condecorar al Maestro Abreu con la Orden Nacional del Crucero del Surse dio la tarea de asistir al concierto de la Orquesta Simón Bolívar en el Teatro Nacional esa misma noche; y la orquesta vistiendo medallas con los colores de Venezuela le dedico el himno nacional de Brazil (haciendo que el ambiente se sintiera como una gran final de un mundial de futbol).

Ya se habla de la formación de una gran orquesta binacional que sea ejemplo de la suma de voluntades y de la consagración del trabajo en equipo. "La música es un instrumento irreemplazable para unir a las personas,” dice el Maestro Abreu. Y en ese marco, a dos países que podrán atravez de la música, imaginar nuevas formas de lograr acuerdos. Completar la tarea que se han trazado no será fácil; pero existe una voluntad política verdadera.

Eso es un buen comienzo. Y gran ejemplo.

Leave a comment

    Add comment